¿Año nuevo o época nueva?

Spa Cambios y Tendencias

Cada día es un Año Nuevo para las organizaciones deportivas de élite. Aunque los deseos para este año son más grandes que nunca.

La superación personal suele encabezar los propósitos de Año Nuevo de la mayoría de las personas, pero en el feroz mundo competitivo de los deportes de élite, todos los días tienen que ser 1 de enero. Y aunque esto siempre ha sido cierto, estamos comenzando un año bastante complicado a nivel deportivo en el que se pondrá más que nunca todo en juego y las organizaciones deportivas saben muy bien que deben actuar de manera muy diferente, dentro y fuera del campo. 

Algunos de los aspectos a los que tendrán que enfrentar este año equipos y deportistas son: sostenibilidad económica; cumplimiento de los presupuestos; rendimiento constante en los partidos; procesos de preparación para el futuro; eficiencia organizacional; e innovación. Todos estos aspectos son la temática de nuestras conversaciones y estar estancado y apegarse a las viejas costumbres, incluso para los campeones tradicionales, ya no es una opción.

En 2021 esperamos que el cambio más importante en el sector sea la inclusión de prácticas comerciales modernas que ya han transformado otras industrias. Por lo que se espera: organizaciones muy integradas con una visión compartida del éxito que colaboren utilizando datos para informar sobre su dirección estratégica para lograr decisiones impactantes en tiempo real que ofrezcan vías para mejorar.

Existen tres tendencias clave que se dirigen hacia este cambio:

Ir más allá y más rápido, juntos 

Reducir la complejidad y mejorar los resultados usando un modelo de rendimiento alineado y en armonía con cada departamento, trabajando hacia un conjunto de objetivos comunes para los jugadores individuales o para el equipo en todo su conjunto. Todo el mundo tiene que remar en la misma dirección.

Fábrica de desarrollo de talentos

Ofrecer una línea de talento sostenible que progresa desarrollando el talento según la filosofía de un club y maximiza el potencial de cada jugador mediante un enfoque sistematizado para el desarrollo a largo plazo en todos los niveles.

Adaptación a la velocidad del deporte

Mejorar la coherencia a través de una planificación más precisa y una mayor adaptabilidad en tiempo real para optimizar el rendimiento del equipo y de cada individuo.

Estas tendencias representan un cambio significativo de cómo los equipos han funcionado históricamente. Como verás a continuación, se necesita una combinación de cambios organizativos, operativos y tecnológicos para apoyar estos cambios; pero los resultados son transformadores. Si estás interesado en cómo los equipos los gestionan, solo tienes que seguir leyendo.

Esta publicación cubre los tres y analizaremos cada uno de ellos en publicaciones posteriores. Así como también compartiremos los resultados de los equipos que están en este viaje transformador.

#1 Ir más allá y más rápido, juntos

Los equipos han llegado a la conclusión de que, si bien cada departamento es responsable del rendimiento, ningún departamento puede lograrlo por sí solo. Y se trata más que de trabajar juntos, de trabajar en armonía.

La mayoría de los equipos todavía están programados para seguir un enfoque tradicional impulsado por departamentos. Por supuesto que están trabajando mucho, colaborando y contribuyendo como pueden. Pero hay mucho más que se podría lograr. Cuando las personas, la información y la comunicación se rompe, ocurren dos cosas:

  1. Las decisiones se toman sin coordinación y sin toda la información y las perspectivas relevantes que crean la imagen completa de lo que está sucediendo. Esto limita el impacto de esas decisiones.
  2. Las decisiones se toman con demasiada lentitud y se pierde la oportunidad de generar un impacto real cuando más se necesita.

En 2021, los equipos están siguiendo agresivamente caminos para lograr esto realizando:

  • Cambios organizacionales y culturales para trabajar con una mejor sincronización.
  • Cambios operativos y cambios tecnológicos para ofrecer información significativa, potenciar la colaboración, agilizar la comunicación y automatizar los procesos.

Adam Beard, de los Chicago Cubs, escribió recientemente un gran artículo sobre este tema. Estas dos vías juntas aseguran que todos en la organización deportiva puedan aprovechar la recopilación correcta de la información en el momento adecuado para tomar medidas en las áreas que más lo necesitan. Así se puede construir una cultura de apertura, confianza y un deseo profundo para definir procesos, programas y metodologías.

#2 Fábrica de desarrollo de talentos

La segunda área en la que se enfocan los equipos es en el talento y la creciente necesidad de crear una línea de talento consistente; y optimizar el ajuste y el potencial de esa línea. En un mundo de ingresos reducidos donde los equipos se endeudan cada vez más, aquellos que ganen el partido del desarrollo del talento, saldrán adelante.

 

En ausencia de enfoques definidos para el desarrollo del talento, las organizaciones no están maximizando su inversión. Se pierde tiempo, dinero, talento y oportunidades. Las carreras se ven truncadas debido a un potencial insatisfecho y/o lesiones.

Para combatir esto, en 2021 los equipos buscan sistematizar su flujo de talento mediante:

  1. “El éxito de la ingeniería inversa” al cuantificar cómo se ve el rendimiento de élite y cómo llegar allí en cada nivel de desarrollo.
  2. Refinar programas y procesos para sistematizar y adaptar los planes de desarrollo en todos los niveles para impulsar un mayor desarrollo y progresión.
  3. Usar datos en tiempo real para optimizar la salud, el desarrollo de habilidades y el rendimiento de cada individuo para maximizar el potencial de cada atleta, en todos los niveles.
  4. Implementar un enfoque coherente y escalable para el establecimiento de objetivos individualizados, planes de desarrollo y administración y revisiones continuas.

Al digitalizar toda la experiencia del atleta, desde la etapa de desarrollo más temprana hasta la más reciente, los equipos pueden cuantificar lo que impulsa los aspectos centrales del rendimiento deseado, y mejorar constantemente sus procesos de programación y desarrollo. Los equipos más innovadores ven la oportunidad de aprovechar las estadísticas para todo: desde una mejor economía del talento, hasta decisiones con más información para la retención y liberación. El propio equipo se convierte en una fábrica de desarrollo del talento. Estate atento a la acción agresiva de esto en 2021.

#3 Adaptación a la velocidad del deporte

Mientras que la segunda tendencia se enfoca en periodos a largo plazo, la tercera tendencia se enfoca en la necesidad de un mayor conocimiento y adaptabilidad en tiempo real, para mantener a los jugadores y al equipo en el camino correcto para rendir en el próximo partido y en cada partido. No es de extrañar que esto esté escalando. La cantidad de complejidad que debe tenerse en cuenta y optimizar casi a la velocidad de la luz, es asombrosa: viajes, complejidad de horarios, selección, lesiones, recuperación, estado físico, fuerza, niveles de rendimiento o nutrición, entre otros aspectos.

En 2021, los equipos están implementando sistemas que establecen más estructura y, al mismo tiempo, respaldan la adaptabilidad. Quieren usar datos para una planificación colaborativa basada en evidencias que pongan al equipo y a cada individuo en el buen camino. Combinado con la capacidad de usar datos para informar sobre ajustes medidos para mantener constantemente al equipo y a cada atleta llevándolos hacia el rendimiento perfecto.

Gran parte del enfoque de la última década se ha centrado en recopilar más información, y algunos equipos miran hacia atrás para identificar patrones y tendencias. A la industria y los equipos les ha faltado, en gran medida, la capacidad para aprovechar los datos del pasado para planear el futuro. Pero ahora, existen técnicas científicas sobre datos y tecnología para vincular la información con los resultados sobre rendimiento, salud y desarrollo que cada equipo desea lograr.

2021 será el año del centro de control, con equipos que establezcan visibilidad interdepartamental con información clave y respuestas a preguntas críticas:

  • ¿Cuáles son nuestras metas y cuál es el plan para lograrlas?
  • ¿Están el equipo y cada individuo en el buen camino?
  • ¿Quién está listo, quién no?
  • ¿Quién está en riesgo, quién no?
  • ¿Por qué y qué está pasando?


Los equipos pueden colaborar para ajustar el rendimiento individual y del equipo hoy y mañana, apoyando directamente a las personas que se ponen una camiseta cada semana, desde las rotaciones, hasta la recuperación y cualquier otro aspecto.

Personas. Proceso. Tecnología

Como te dirán los equipos que se embarcan en el viaje hacia las prácticas comerciales modernas: no hay una solución mágica y esto no sucede de la noche a la mañana. Pero con las asociaciones, las personas, los procesos y la tecnología adecuadas, cualquier organización puede comenzar el viaje, mejorar rápidamente en la oficina principal, la oficina administrativa, los entrenadores, el rendimiento y la salud; y viajar más rápido por el camino de la sostenibilidad, la coherencia y la excelencia operativa. Esperamos poder compartir más sobre estos viajes, éxitos y lecciones aprendidas durante las próximas semanas y meses. Es un viaje en el que estamos todos juntos.

Agradezco tus mensajes en los comentarios a continuación, en Twitter, o escribiendo a stephen@kitmanlabs.com 

Stephen es Fundador y Director Ejecutivo de Kitman Labs.

 

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest